La Fundación Laura Rodríguez, creada en 1992, es una organización sin fines de lucro inspirada en el Nuevo Humanismo, que promueve la superación de toda forma de discriminación, cualquiera sea su origen o causa, favoreciendo el desarrollo pleno de todos los seres humanos.

Laura Rodríguez, diputada humanista, se destacó por su lucha en favor de los derechos de los grupos más discriminados, en especial de las mujeres, los grupos étnicos, de los enfermos y portadores de VIH, de los jóvenes y el adulto mayor.